Por Marie Tejero Hughes, PhD y Geraldo Tobon, MEd

Los niños que tienen una discapacidad específica de aprendizaje (LD, por sus siglas en inglés) tienen una condición que les dificulta el procesar la información en el cerebro e interfiere con su aprendizaje de las destrezas de lectoescritura y matemáticas. Esta dificultad para procesar la información también puede afectar las destrezas de pensamiento elevado como la organización, la memoria y la atención.

El espectro de los niños que tienen una discapacidad específica de aprendizaje es muy diverso, por lo que no presentan las mismas características. Entre las características comunes relacionadas con las discapacidades de aprendizaje, se encuentran:

  • El niño presenta problemas académicos.
  • Tiene dificultad para seguir instrucciones o rutinas.
  • Su lapso de atención es breve, y se distrae con facilidad.
  • Es desorganizado.
  • Tiene deficiencia en las destrezas de socialización.
  • Presenta retraso en el desarrollo del habla.
  • Tiene dificultades para escuchar y recordar.
  • Su desarrollo de las destrezas motoras finas es lento.

Típicamente, los niños que tienen una discapacidad de aprendizaje son de inteligencia promedio o sobre el promedio, pero tienen dificultades académicas, por lo que no están progresando de manera satisfactoria para su grado escolar. La discapacidad de aprendizaje no está asociada con la lengua que habla el niño; tampoco es producto de una discapacidad visual o auditiva.

 

Tipos de discapacidades específicas de aprendizaje

La discapacidad de aprendizaje es una de 13 categorías de discapacidades que cobija la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés), que es una ley federal. La discapacidad de aprendizaje es un término general que describe varias discapacidades de aprendizaje, entre las que se encuentran:

  • Dislexia se refiere a tener dificultades con la lectura. Los niños que tienen dislexia pueden presentar problemas asociando las letras con los sonidos que representan y problemas para leer con fluidez. Pueden tener dificultades para comprender lo que leen o para recordar los puntos importantes.
  • Disgrafía se refiere a tener dificultades con la escritura, incluida la ortografía, la gramática y la escritura. Los niños que tienen disgrafía pueden presentar problemas para escribir las letras con claridad, y pueden escribir con lentitud. Pueden tener problemas para organizar y escribir sus pensamientos en el papel.
  • Discalculia se refiere a tener dificultades para aprender matemáticas. Los niños que tienen discalculia pueden presentar dificultades para realizar problemas matemáticos o para entender conceptos relacionados con los números. Pueden tener problemas para recordar hechos matemáticos y confundir símbolos matemáticos.

 

¿Cómo se detectan las discapacidades específicas de aprendizaje?

Una discapacidad específica de aprendizaje con frecuencia se detecta cuando un niño ya está en la escuela, y se nota que el niño tiene dificultades para aprender a leer, escribir o para las matemáticas. Los maestros del niño por lo general observan que tiene dificultades para aprender lo que se le está enseñando.Por ejemplo, el niño puede continuar mostrando dificultades con los sonidos de las letras incluso luego de que pasen algunos meses de estar recibiendo enseñanza directa de los sonidos. Los maestros pueden notar esto al ver que al niño le está yendo mal en las pruebas cortas o tareas a pesar de que se haya repasado el material.A veces, los padres notan la discapacidad específica de aprendizaje cuando su niño o niña no está teniendo buenos resultados académicos. Pueden ver que al niño se le hace difícil completar las tareas escolares en el hogar, o que tiene dificultades para leer un libro.

Muchas veces, los niños bilingües se identifican más tarde, porque los maestros pueden pensar que el niño está teniendo dificultades debido a que está aprendiendo un lenguaje nuevo. Sin embargo, es importante que no se retrasen las pruebas debido al idioma que hable el niño o al programa educativo en el que esté matriculado. La escuela involucrará a un equipo de profesionales como psicólogos escolares y patólogos del habla en las pruebas.

 

Posibles causas

Los educadores no conocen las causas exactas de las discapacidades de aprendizaje. No obstante, parece que la herencia y las diferencias cerebrales pueden estar relacionadas con la condición. Las discapacidades de aprendizaje tienden a ser recurrentes en las familias, y es común que el padre, la madre o un hermano de un niño al que se la haya identificado una discapacidad de aprendizaje también pueda tener este tipo de discapacidad.  Los estudios de imágenes cerebrales han mostrado algunas diferencias al procesar la información en el cerebro de las personas que tienen y las que no tienen una discapacidad de aprendizaje. Algunos estudios recientes también indican que las diferentes regiones del cerebro no pueden predecir dificultades específicas, pero que puede haber una asociación entre la conectividad cerebral y la discapacidad de aprendizaje más grave.

 

Programa de educación individualizado (IEP, por sus siglas en inglés)

Los niños que se sospecha que tienen una discapacidad de aprendizaje se evalúan en la escuela para confirmar si tienen dicha discapacidad, y determinar si califican para recibir los servicios de educación especial. Los niños bilingües deben evaluarse en ambos lenguajes. Si las pruebas indican que tiene una discapacidad de aprendizaje, entonces el niño recibe servicios de educación especial, y se le prepara un programa de educación individualizado. Un IEP es un documento legal que detalla las áreas en las que tu niño o niña recibirá el apoyo de la escuela.

 

Consejos y sugerencias para las madres y los padres

Hay muchas maneras en que los padres y las madres pueden ayudar a sus niños tanto en casa como en la escuela si tienen discapacidad de aprendizaje. Si sospechas que, en efecto, tu niño o niña tiene este tipo de discapacidad, puedes hacer lo siguiente:

  • Habla con la maestra o el maestro de tu niño para ver si tiene sospechas similares a las tuyas. Si es así, sugiérele que elabore un plan para ayudar al niño o la niña.
  • Habla con la maestra sobre cómo puedes apoyar a la niña o al niño en casa para ayudarlo.
  • Si tu niña o niño continúa teniendo dificultades, escribe una carta a la dirección escolar para que les comuniques tu preocupación. La escuela está obligada a comunicarse contigo, y a dar los pasos para apoyar a tu niña o niño.

Aquí, te incluimos algunas maneras en que puedes apoyar a tu niño o niña en casa si le han diagnosticado una discapacidad de aprendizaje:

  • Determina un horario y un lugar dedicados para que haga las tareas. Esto ayudará al niño o la niña a organizarse. También, lo ayudará a prepararse mentalmente para completar las tareas y evitar la frustración.
  • Elogia y recompensa al niño o la niña cuando haya completado con éxito sus tareas.
  • Dedica un tiempo durante la semana para leer libros juntos, jugar juegos educativos o practicar destrezas de una manera divertida y atractiva.
  • Intenta evitar que el niño o la niña estudie o practique de una manera que le haga sentir frustración. En lugar de pedirle que estudie los ejercicios de matemáticas, conviértelo en un divertido juego de memoria.
  • Mantén una comunicación constante con la maestra de tu niño o niña. Ponte en contacto con ella semanalmente para ver cómo le está yendo en la escuela. Al tener una comunicación constante, puedes trabajar junto con la maestra para desarrollar un plan, de manera que tu niño no se atrase.

Recuerda, los niños con discapacidades de aprendizaje pueden tener éxito en la escuela cuando se les brindan los apoyos adecuados. Las escuelas tienen que proporcionar a los niños bilingües identificados con una discapacidad la asistencia lingüística y los servicios a los que tienen derecho por su discapacidad.

 

Dra. Marie Tejero Hughes es maestra de educación especial en la Universidad Illinois en Chicago, y experta en discapacidades de aprendizaje y lectoescritura. Trabaja frecuentemente con familias hispanas en proyectos de investigación diseñados para apoyar su participación en los procesos educativos de sus hijos.

Geraldo Tobon es maestro de educación especial y estudiante doctoral en la Universidad de Illinois en Chicago. Su enfoque es la comunicación eficaz con los estudiantes bilingües con discapacidades.