El comienzo de este curso escolar será como ningún otro. Muchos distritos ya han anunciado sus planes para reabrir las escuelas. Para controlar la propagación del coronavirus, y cumplir con las directrices de seguridad y distanciamiento social, algunas escuelas estarán funcionando 100% en línea, mientras que otras han optado por adoptar un modelo híbrido. En este mar de soluciones menos que perfectas, los padres tienen que encontrar maneras de equilibrar el cuidado de sus hijos mientras cumplen con las responsabilidades de su trabajo.

Los sentimientos de frustración, agobio e incluso desesperación que experimentan las familias son normales. Si bien muchas familias se mantuvieron fuertes para sobrevivir a los mandatos de encierro en el hogar en los pasados meses, mantener una perspectiva optimista sobre la situación se ha vuelto aún más difícil. Aun así, necesitamos encontrar la fortaleza en nuestro interior para crear un plan que nos ayude a sobrellevar estos tiempos inciertos.

Cuando estés planificando qué hacer este otoño, toma lo siguiente en consideración:

  • Las necesidades de tu familia pueden ser diferentes a las de otras familias. Una vez que sepas qué planifica hacer la escuela o el centro preescolar de tus hijos e hijas, considera las ventajas y desventajas de las diferentes opciones, y toma una decisión, según lo que funcione para tu familia en particular. Si bien hay padres que están considerando grupos sociales, contratar tutores o mantener a sus hijos en casa, eso puede que no funcione para tu familia. Haz un plan realista que se adapte a las necesidades específicas de tu hogar.
  • No escondas tus sentimientos. Los sentimientos son datos; proporcionan información sobre las experiencias que estamos viviendo. Todavía estamos en una pandemia global, por lo que es normal tener emociones difíciles. Nombra tus sentimientos, para que puedas procesarlos y tener más claridad sobre lo que necesitas hacer para cuidar a tu familia.
  • Practica el estar abierta o abierto al cambio. No importa cuántos planes hagas para tener éxito en el otoño, la probabilidad de que necesites cambiar estos planes es alta. Trata de mantener una mentalidad abierta sobre cómo será el nuevo curso escolar, y háblalo con tus hijos. Puedes decirles “irán a la escuela 2 días a la semana, pero eso podría cambiar si aumenta la cantidad de personas infectadas con el coronavirus en nuestra comunidad”.
  • Apoya los sentimientos de tus hijos. Algunos niños pueden estar entusiasmados por volver a la escuela con sus compañeros de clase, mientras que otros pueden tener miedo de contraer el virus. Ten una conversación con tus hijos e hijas sobre sus emociones, y valida sus sentimientos sin importar cuáles sean. Es importante que los niños y niñas sepan que estos sentimientos son normales y que estás ahí para ayudarlos a sobrellevarlos.
  • Crea un ambiente de alegría y entusiasmo por el nuevo curso escolar. Aunque tus hijos e hijas inicien el año escolar a distancia en el otoño, puedes involucrarlos en la preparación del nuevo curso escolar. Puedes pedirles a los niños que organicen su habitación y preparen algunos materiales escolares. Usa estos momentos para hablar sobre las cosas emocionantes que van a aprender este año.

Al acercarse el nuevo curso escolar, muchos padres y madres están considerando qué van a hacer con sus hijos este otoño. Si bien no existe una solución perfecta, puedes apoyarte a ti misma y a tus hijos y notar las cosas positivas que traerá este nuevo curso escolar: nuevas conexiones, nuevos aprendizajes y la oportunidad de fortalecer nuestra resiliencia.

 

La Dra. Lorea Martínez es consultora e investigadora de aprendizaje social-emocional (SEL), y apoya a escuelas, maestros y familias que adoptan las prácticas de SEL. Es miembro de la facultad de la Summer Principals Academy en el Teachers College de la Universidad de Columbia. Está trabajando en su segundo libro para maestros: Teaching with the HEART in Mind. Con frecuencia escribe en blogs sobre cómo incorporar SEL en las prácticas de enseñanza y crianza de los hijos.

Regístrate aquí para recibir consejos semanales para padres, sobre cómo aumentar la capacidad social y emocional de tu familia.